Comunidad de Lebrija abre paso a caminantes y motociclistas en zona del derrumbe

Tras cinco días del desplome de tierra en la vía Lebrija – Barrancabermeja, la comunidad ha denunciado la falta de agua y energía en la zona, que ha venido afectado actividades médicas y escolares.

Por lo que los vecinos se han visto en la obligación de, a través de pico y mala, abrir un camino sobre el sector de Argelinos en el kilómetro 42, justo a un lado por donde se desplomó la vía, con el fin de poder transitar hacia sus actividades cotidianas.

Según señalaron los habitantes del sector, se vieron en la obligación de hacerlo, al no recibir una respuesta favorable sobre las posibles soluciones por parte de la ANI y la concesionaria Ruta del Cacao.

La preocupación de los padres de familia es latente, pues sus hijos no han podido asistir a clases académicas en el municipio de Lebrija, además del hecho de no contar con agua potable, alimentos, ni luz, por los daños causados en el sistema de acueducto del sector y trasmisores de energía.

La comunidad además es consciente del riesgo al que se exponen al transitar por este paso improvisado, pero afirman que deben continuar con su vida diaria.

Notas relacionadas
Ir al contenido asd