El núcleo de la Tierra está goteando

El núcleo está filtrando helio-3, un elemento raro que es un posible combustible para la fusión nuclear y puede ser una clave para el origen de la vida.

Los científicos creen que pueden haber resuelto el misterio de cómo el helio-3, un elemento raro que ha atraído el interés como una posible fuente de combustible para reactores de fusión nuclear, se está escapando del núcleo de la Tierra, informa un nuevo estudio.

La investigación propone que esta antigua sustancia se filtra desde el núcleo hacia las capas externas del planeta, el manto y la corteza, como resultado de reacciones con óxido de magnesio. El descubrimiento podría ayudar a sondear las misteriosas regiones más internas de la Tierra, y tiene implicaciones para comprender cómo surgió la vida en la Tierra y si podría existir en otras partes del universo.

El helio-3 es una versión (o isótopo) del elemento helio que sólo tiene un neutrón en su núcleo en lugar de dos. La mayor parte del helio-3 se formó poco después del Big Bang, por lo que es apenas más joven que el universo mismo. Además de este origen primordial, el helio-3 es un tema candente para los científicos que trabajan en la fusión nuclear, una forma especulativa de energía que podría proporcionar energía limpia prácticamente ilimitada, porque sus propiedades lo convierten en una fuente de combustible prometedora para las reacciones de fusión. Por esa razón, los científicos están investigando cómo aprovechar el helio-3 que puede estar atrapado en la Luna, por ejemplo.

Cuando la Tierra comenzó a unirse a partir de gas y polvo hace unos 4.5 millones de años, el helio-3 primordial se incorporó a la mezcla. Como resultado, grandes depósitos del isótopo terminaron encerrados en el núcleo del planeta, que se encuentra a unas 1.800 millas bajo nuestros pies. El helio-3 es extremadamente escaso en la superficie de la Tierra, pero se pueden encontrar rastros de él en rocas volcánicas en el océano, lo que sugiere que algún mecanismo desconocido está permitiendo que el gas escape del núcleo.

“Se desconoce cómo se filtran el tungsteno y el helio desde el núcleo hasta el manto”, dijo Jie Deng, geofísico de la Universidad de Princeton que dirigió el nuevo estudio “Ninguno de los modelos existentes de fuga del núcleo (o más científicamente la interacción núcleo-manto) parece explicar satisfactoriamente los datos geoquímicos. Por lo tanto, tratamos de encontrar un nuevo mecanismo”.

Etiquetas

Compartir en:

Notas relacionadas
Ir al contenido