Canal TRO

Presunto asesino de Valentina Trespalacios culpa a Cartel de Medellín

Luego de su captura en Panamá, John Poulos le aseguró a las autoridades que quería viajar rápidamente por fuera de Colombia porque el cartel de Medellín lo estaba buscando para asesinarlo. Todo indicaría que el presunto asesino tendría nexos con el cartel de Sinaloa de México. El hombre además, estaría casado y con hijos en Estados Unidos.

Además, un operario de aseo encontró el celular de la joven víctima en un contenedor de basura en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. La Fiscalía maneja la hipótesis de que John Poulos lo habría tirado antes de tomar un avión rumbo a Panamá.

Esperan desencriptar el móvil para así analizarlo y buscar datos claves que puedan aportar a la investigación. Una amiga de Valentina Trespalacios entregó a la Fiscalía un computador portátil en el que la Dj había dejado su WhatsApp abierto, en donde hay, al parecer, fotos de una maleta que coinciden con que la joven apareció muerta. “Por el WhatsApp de ella, él le mandó unas fotos como del equipaje y el color concuerda con la misma”, aseguró la mujer.

Trespalacios y Poulos eran novios desde hace ocho meses, se conocieron en un evento de música electrónica. El hombre le había pedido matrimonio a Valentina, motivo por el que regresó a Colombia, sin embargo usuarios de redes sociales informan que el hombre tendría familia y un hijo con cáncer en Estados Unidos. En la página web https://www.gofundme.com/f/anarmyforjackson, la familia Poulas habría iniciado una campaña para reunir fondos para el tratamiento del menor.

«Jackson, nuestro dulce y valiente hijo de cuatro años, tenía un «dolor de barriga» que simplemente no desaparecía. Lo llevamos al médico y nos dijeron que lo vigiláramos y lo trataron como si fuera un virus. Dos días más tarde volvimos cuando nos dimos cuenta de que su barriga se estaba agrandando significativamente y supimos que había un problema mayor entre manos. Su pediatra nos envió directamente a la sala de emergencias del Children’s Hospital donde John llevó a Jackson mientras yo llevaba a las niñas a casa a dormir la siesta. John llamó, y planeé escuchar que esto era solo un parásito o un desagradable virus estomacal… Sin embargo, tan pronto como respondí supe por su tono que esto no era bueno. Recuerdo exactamente dónde estaba parado y qué estaba haciendo cuando escuché las palabras «creen que esto es cáncer»… John y yo pasamos horas mirándonos el uno al otro, aproximadamente una semana después de la admisión al hospital, nos dijeron que tenía rabdomiosarcoma en etapa 4 en el tracto GI y el abdomen. Este es un cáncer muy raro, con solo alrededor de 350 diagnósticos por año en los EE. UU. Estamos absolutamente devastados y viviendo nuestra peor pesadilla. Jackson esperaba un verano divertido. En cambio, pasó semanas en el hospital luchando con su cuerpo y perseverando a través de tres cirugías e innumerables pinchazos mientras lucha por comprender las implicaciones de su diagnóstico. Sabemos que Dios tiene un plan. Aunque todavía no entendemos qué es, confiamos en que Él nos ayudará a superar esto… Es imposible para mí cuidar adecuadamente a un niño de cuatro años, dos años y tres meses completamente dependiente mientras John trabaja. Pedimos su ayuda con algunos gastos… John y yo, así como los niños, estamos muy agradecidos por todas las oraciones, tarjetas, aliento, comidas y la lista continúa. Si puede y siente que quiere contribuir financieramente, estaríamos muy agradecidos por cualquier ayuda», consignó Ashley Poulos, presunta esposa del sospechoso en la página web.

Compartir en:

Notas relacionadas